I ENCUENTRO DE ESCUELAS: “PROYECTO ALÉGRATE”

Los días 16 y 17 de febrero de 2017 ha tenido lugar en Sanlúcar la Mayor (Sevilla) el Primer Encuentro nacional  de Escuelas, a nivel de las cuatro inspectorías  de Hijas de María Auxiliadora (FMA), sobre el “Proyecto Alégrate” (proyecto de reorganización de las inspectorías FMA, que convergerá en una sola a partir de agosto de 2017). En el encuentro han participado Directores de Centros, Directores Pedagógicos y Coordinadores de Pastoral de 43 Colegios de Salesianas de toda la geografía española, incluidas las islas, para trabajar junto a  las Inspectoras y las Coordinadoras de Escuelas. En total, más de un centenar de personas hemos convivido y trabajado con intensidad en los dos días en que ha transcurrido el encuentro.

Éste se ha desarrollado en un ambiente de expectación  y gran colaboración, donde la diversidad de realidades no ha sido un obstáculo; muy al contrario, ha sido una riqueza, siendo el carisma el elemento vertebrador de todas las casas salesianas.

Participar en este primer encuentro ha sido un privilegio, “un verdadero regalo de la providencia”, como  decía en su saludo de acogida, Sor Mª Dolores Ruiz, inspectora de Sevilla. Se hacía una invitación a ser amigos de Dios, a ser los elegidos,  profetas de la educación, como lo fueron Don Bosco y Madre Mazarello.

En clima de gratitud, apertura, creatividad, fe y alegría, se  ha dado un paso más hacia el mutuo conocimiento entre inspectorías, que llevará en un futuro próximo a la unificación. Conscientes de la gran responsabilidad que tenemos como Escuela Salesiana en España sobre la formación de jóvenes creyentes comprometidos en la transformación de una sociedad cada vez más compleja, y que requiere de personas competentes en todos los ámbitos de la vida, nuestros centros educativos seguirán contando con dos fuentes de energía primordiales: una gran humanidad y una profunda espiritualidad, que son el motor que queremos ayuden a marcar la impronta en todo alumno salesiano.

El compromiso, se hace más grande si cabe, para ir creciendo en sentido de pertenencia a lo largo del proceso que desembocará en la única inspectoría (“María Auxiliadora”), que tendrá su sede en Madrid. Es por ello que, con entusiasmo renovado, y teniendo clara nuestra tarea educativa,  aplaudimos la idea de seguir ejerciendo un verdadero ministerio entre los jóvenes.

¡INVENTEMOS UN MUNDO MEJOR!

Gracias al proyecto realizado en el aula, los niños de 2º de Educación Infantil… se convirtieron en ¡INVENTORES! Aparte de disfrutar de dicho papel, descubrieron qué eran los inventos y para qué servían. También interiorizaron cómo funcionaba la mente de un inventor y aprendieron cómo se llaman muchos de los más famosos inventores del mundo. Han sido capaces de construir su primer teléfono gracias al taller realizado con mamás de la clase, en el que se lo pasaron “pipa”. También han conocido la diferencia entre los inventos del pasado y su evolución en la actualidad.

Además, como nuestro/as compis de 5 años trabajaban en el Proyecto del Universo, realizamos un taller con un papá astrónomo, quien nos explicó la importancia que han tenido los inventos en el maravilloso mundo del espacio y aprendimos muchas cosas interesantes.
Para terminar, decir que nuestros alumnos al finalizar el proyecto, sabían qué querían inventar. Su frase fue: ¡INVENTEMOS UN MUNDO MEJOR! Y ya saben cómo hacerlo y qué necesitan… ¡Pongámonos todos en marcha!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡CELEBRAMOS DON BOSCO: PADRE Y MAESTRO DE LA JUVENTUD!

“Uno solo es mi deseo: que sean felices en el tiempo y en la eternidad”, dejó escrito a sus jóvenes el gran San Juan Bosco, fundador de la Familia Salesiana y declarado “padre y maestro de la juventud” por San Juan Pablo II.

La orden salesiana alcanza hoy en día 17.000 centros en 105 países, con 1.300 colegios y 300 parroquias, mientras que el instituto de María Auxiliadora (las Hermanas Salesianas) posee 16.000 centros en 75 países, dedicados a la educación de la juventud pobre. Ya en vida de Don Bosco las instituciones por él fundadas llegaron a reunir más de cien mil niños pobres bajo su protección.

El 31 de enero toda la familia salesiana celebra una gran fiesta en su honor y nuestros alumnos también disfrutaron de este día con actividades que trataron de trasmitir la alegría y el entusiasmo propios de Don Bosco.

Comenzamos la jornada con un emotivo gesto por la Paz en el que participaron las tres etapas educativas que, alrededor de una gran paloma, escucharon el manifiesto y elevaron sus cantos rememorando su mensaje: “Amor universal, No-violencia y Paz”. Porque el Amor universal es mejor que el egoísmo, la No-violencia es mejor que la violencia y la Paz es mejor que la guerra.

A continuación nos dirigimos a la Parroquia para celebrar la Eucaristía en honor a Don Bosco: los niños de ESO llevaron de la mano a sus “ahijados” de E. Infantil que estaban emocionados al ser acompañados por sus padrinos: ¡los niños mayores del colegio!

La Eucaristía resultó preciosa ya que estuvo amenizada por los cantos del coro y para terminar, como sorpresa final, ¡el mismísimo Don Bosco habló a los niños!

A mediodía tuvo lugar la final del “Torneo de ajedrez Don Bosco” y la entrega de diplomas a los ganadores. ¡Enhorabuena a todos!

La tarde resultó entretenidísima gracias al concurso “Bosco Boom” en el que los alumnos de los diferentes cursos, organizados por equipos, debían responder a preguntas relacionadas con la vida de Don Bosco. Si cometían algún error una “bomba” estallaba sobre sus cabezas lo que provocó momentos de grandes risas y diversión.

Los alumnos de E. infantil y 1º y 2º de EP disfrutaron también con los juegos preparados por los alumnos de 4º ESO y sus profesoras.

NUESTRO PADRE, NUESTRO MAESTRO, NUESTRO AMIGO: ¡VIVA DON BOSCO!