I ENCUENTRO DE ESCUELAS: “PROYECTO ALÉGRATE”

Los días 16 y 17 de febrero de 2017 ha tenido lugar en Sanlúcar la Mayor (Sevilla) el Primer Encuentro nacional  de Escuelas, a nivel de las cuatro inspectorías  de Hijas de María Auxiliadora (FMA), sobre el “Proyecto Alégrate” (proyecto de reorganización de las inspectorías FMA, que convergerá en una sola a partir de agosto de 2017). En el encuentro han participado Directores de Centros, Directores Pedagógicos y Coordinadores de Pastoral de 43 Colegios de Salesianas de toda la geografía española, incluidas las islas, para trabajar junto a  las Inspectoras y las Coordinadoras de Escuelas. En total, más de un centenar de personas hemos convivido y trabajado con intensidad en los dos días en que ha transcurrido el encuentro.

Éste se ha desarrollado en un ambiente de expectación  y gran colaboración, donde la diversidad de realidades no ha sido un obstáculo; muy al contrario, ha sido una riqueza, siendo el carisma el elemento vertebrador de todas las casas salesianas.

Participar en este primer encuentro ha sido un privilegio, “un verdadero regalo de la providencia”, como  decía en su saludo de acogida, Sor Mª Dolores Ruiz, inspectora de Sevilla. Se hacía una invitación a ser amigos de Dios, a ser los elegidos,  profetas de la educación, como lo fueron Don Bosco y Madre Mazarello.

En clima de gratitud, apertura, creatividad, fe y alegría, se  ha dado un paso más hacia el mutuo conocimiento entre inspectorías, que llevará en un futuro próximo a la unificación. Conscientes de la gran responsabilidad que tenemos como Escuela Salesiana en España sobre la formación de jóvenes creyentes comprometidos en la transformación de una sociedad cada vez más compleja, y que requiere de personas competentes en todos los ámbitos de la vida, nuestros centros educativos seguirán contando con dos fuentes de energía primordiales: una gran humanidad y una profunda espiritualidad, que son el motor que queremos ayuden a marcar la impronta en todo alumno salesiano.

El compromiso, se hace más grande si cabe, para ir creciendo en sentido de pertenencia a lo largo del proceso que desembocará en la única inspectoría (“María Auxiliadora”), que tendrá su sede en Madrid. Es por ello que, con entusiasmo renovado, y teniendo clara nuestra tarea educativa,  aplaudimos la idea de seguir ejerciendo un verdadero ministerio entre los jóvenes.

Los comentarios de esta entrada están cerrados