¡QUE SUENE!

Los alumnos de 2º de E.P. han disfrutado de una sesión muy especial de música. Una compañera ha hecho sonar su voz a través del cello. Ha compartido las emociones que siente antes, durante y después de interpretar una obra.

Tocar un instrumento musical es muy gratificante. Dedicar tiempo y esfuerzo practicando para que las notas formen una preciosa melodía es un maravilloso regalo para los demás.

¡Fue una tarde estupenda en el que aprendimos muchísimo!

Los comentarios de esta entrada están cerrados