El principal objetivo de esta actividad es colaborar en la conciliación de la vida familiar y profesional de las familias, ofreciendo al alumnado actividades enriquecedoras y creativas, en las que adquieran conocimientos y destrezas a través de actividades lúdico-educativas los meses de junio y septiembre (antes de comenzar el colegio).

La metodología utilizada consiste en el trabajo grupal como forma de organización de las clases. El profesor planificará la secuenciación de contenidos, el grado de dificultad y el ritmo a seguir a partir de las necesidades y características del alumnado. La creatividad será incentivada durante toda la actividad, siendo un valor esencial a desarrollar. Los contenidos serán impartidos de forma lúdica, amena y atractiva para los niños y niñas.